Los celiacos alzan la voz

Luis Javier Alonso

En las conclusiones de la JORNADA SOBRE RESTAURACIÓN SIN GLUTEN, celebrada recientemente en Valladolid, organizada por GenteSinGluten.tv, se puso en evidencia la necesidad de que las administraciones públicas asuman el papel de información y certificación de las marcas de productos y servicios aptos para celiacos que actualmente recae en las asociaciones de celiacos.

 

No es de recibo que la certificación de idoneidad de las marcas sea gestionada por asociaciones privadas y mucho menos que para tener acceso a la relación de productos clasificados como "aptos para celiacos" haya que ser miembro de asociaciones que aunque sin ánimo de lucro, exigen el pago de una cuota para todos aquellos que quieran formar parte de ellas.

 

No es la primera vez que el papel de las asociaciones de celiacos se pone en tela de juicio. Las continuas luchas de poder en el seno de los equipos directivos de algunas asociaciones provinciales y autonómicas ha generado numerosos conflictos internos y situaciones de tensión. Tal es el caso de ACECALE, la Asociación Celiaca de Castilla y León, en la que los conflictos con algunas asociaciones provinciales han hecho que en la actualidad haya tres de las nueve provincias, (Ávila, Burgos y Palencia) que no formen parte de la asociación autonómica, a lo que se une el hecho de la inexistencia de una asociación de ámbito local en la provincia de Valladolid.

 

En el ámbito nacional, las desavenencias de la FACE con las más importantes Asociaciones territoriales de España, Madrid y Barcelona, que suman cerca de 20.000 socios, hizo que en su día ambas organizaciones se desvincularan de la Federación, iniciando un camino paralelo, con multitud de conflictos, para llegar a conseguir la obsoluta independencia orgánica y funcional. El resultado, duplicidad de criterios en asuntos de enorme trascendecia, como las pautas para la certificación de establecimientos “sin gluten” o el hecho de que el control del etiquetado de las marcas, se hagan desde diferentes organismos con distinta simbología y confusos procedimientos protocolarios.

 

Buen ejemplo de ello tiene que ver con la información que ha de aparecer en el etiquetado de los alimentos. Mientras que la asociación Celiacs de Catalunya, en el marco del “Pacto del celiaco” firmado con la Generalitat de Catalunya, promueve el  el Símbolo Internacional de la Espiga Barrada,  regulado por la AOECS (Asociación de Sociedades Europeas de Celíacos), más la información "Apte per a celíacs"; la Federación de Asociaciones de Celiacos de España promociona el sello “Controlado por FACE”, una marca registrada por esta Asociación que se creó para que los celiacos pudieran identificar fácilmente los productos con una cantidad de gluten controlada y apta para su consumo. Todo ello sin olvidar otros sello internacionales, como la marca GFO (Gluten-Free Certification Organization) o AFI (Allergen Free Internacional).

 

De un tiempo a esta parte otras asociaciones de celiacos, surgidas en nuestro país, han cobrado un importante protagonismo a la hora de canalizar asuntos que verdaderamente preocupan a los afectados por esta enfermedad. Tal es el caso de la Asociación Celiacos en acción, de caracter nacional, que ya tiene representación en ocho comunidades autónomas de España y que centra su actividad en la reivindicación de derechos que se hacen imprescindibles para la vida de los celiacos, como la regularización de los precios de los alimentos, las ayudas públicas a este colectivo o la necesidad de un mayor control de las marcas que se presentan en el mercado, así como  la centralización de los sellos de idoneidad para el consumo de los alimentos aptos para celiacos.

 

En definitiva, mucho camino por recorrer en beneficio de la causa celiaca y todo un reto para los gobernantes de nuestro país si quieren verdaderamente poner orden a tanto desconcierto y favorecer los intereses de la población de celiacos españoles, cuyas reivindicaciones están mal canalizadas por parte de las asociaciones y sus derechos poco reconocidos por parte de las administraciones. 

 

                                                                                                             * Luis Javier Alonso (Director de GenteSinGluten.TV)

 

 

Share