Los celiacos de Castilla y León presentan sus reivindicaciones a través del Grupo Parlamentario de IU y de la Asociación Celiacos en Acción

 

Valladolid, 7 de febrero de 2017

 

El parlamentario de Izquierda Unida en las Cortes de Castilla y León, José Sarrión ha presentado ante la mesa de las Cortes Regionales una Proposición no de Ley para trasladar a la administración algunas de las reivindicaciones más urgentes para la comunidad de celiacos en Castilla y León, extensivas a todas  las comunidades de España. Por un lado, la necesidad de ayudas públicas a los celiacos, para palíar el alto coste de la alimentación sin gluten. Por otro, la urgencia de disponer de un sello público para los productos así como una lista de alimentos accesible y gratuita para todos los celiacos.

 

Conviene recordar que actualmente el acceso de los celiacos a las única listas que se elaboran en nuestro país, la de la Federación de Asociaciones de Celiacos de España (FACE) y la de Celiacs de Catalunya, están restringidas a los socios que pertenecen a dichas asociaciones. En el caso de Castilla y León, los celiacos que quieran acceder a esta información deberán ser miembros de ACECALE (Asociacion de Celiacos de Castilla y León) y pagar una couta periódica de 55 € que les da acceso a la lista publicada por FACE y a sus periódicas actualizaciones. ACECALE además recibe anualmente ayudas públicas, a través de las subvenciones que convoca la Junta de Castilla y León para el desarrollo de su actividad. 

En la rueda de prensa celebrada en la sede del parlamento regional participó, demás de José Sarrión, la Presidenta de la Asociación Celiacos en Acción en Castilla y León, Pilar Nicolás, quien manifestó alto y claro su disconformidad con el hecho de que "los celiacos tengamos que pagar por tener acceso a una información vital para combatir nuestra enfermedad, algo que se agrava aún más en aquellas familias de más bajos recursos".  Esto unido a una de las reivindicaciones más contundentes de Celiacos en Acción, el alto precio de los alimentos sin gluten y la falta de ayudas para sufragarlos, siendo estos la unica medicina para los celiacos. Pilar Nicolás puso como ejemplo que tengan que "pagar el chorizo al precio de los percebes", debido a que algunas empresas añaden harina al pimenton, para abaratar los costes de la producción. Por lo que exclama: "Díganme ustedes cuándo se le echaba harina antes al chorizo".

 

Tanto el parlamentario de IU como la representante de los celiacos coincidieron en la necesidad de que exista un sello público y universal que certifique la idoneidad de los productos aptos para el consumo de los celiacos, algo que en la actualidad está igualmente en manos de las asociaciones privadas, con protocolos y simbologías diferentes, que pueden dar lugar a confusión a la hora de su identificación por parte de los interesados.  

 

La proposición no de ley se llevará a la Comisión de Sanidad en las cortes Castellano y Leonesas y elevará al Gobierno regional una petición expresa para que apoye a las asociaciones de celíacos, así como la realización de campañas de información y concienciación sobre esta enfermedad.

Share